jueves, 22 de abril de 2010

Noche tematica: La Ginebra




No sólo de vino vive el hombre, y estas ginebras probadas en El Celler de Coll Favà de Sant Cugat, dan buena prueba de ello. Una correcta presentación de cada una de las botellas dió el pistoletazo de salida para que Vicente, nuestro mentor y barman de profesión, empezara a explicarnos las particularidades de cada ginebra.


HAYMAN'S SLOE GIN
Para empezar, un licor a base de ginebra, de color rojizo, nariz algo herbácea, almendra amarga, regaliz tipo "pastillas Juanola", balsámicos. Goloso en boca, ligero amargor final, tiene cierta similitud al Pacharán. Es un licor para tomar solo con hielo, no se recomienda (lo probamos) combinarlo con tónica, el resultado no fue del todo satisfactorio. Muy bueno, sorprendente, "sólo" tiene 26º, creo que la mayoría de los que estábamos allí no habíamos visto ni probado un licor de ginebra con estas características. Producen muy pocas botellas, por lo que complica un poco el hacerse con una de ellas, una lástima, si la encontráis haceros con una, vale la pena probarla.


HAYMAN'S 1820
Seguimos con otra ginebra de Hayman's, o mejor dicho, licor de ginebra, ésta por ello, con unos grados más encima. Incolora y translucida como la mayoría de las ginebras, pero un poco más densa de lo normal. En nariz marcados aromas cítricos (limón), especias y vainillas. Paso en boca cremoso, untuoso, elegante, ricas notas a vainilla, sensaciones de dulzor que "camuflan" los 40º del licor ¡Qué peligro! Recomendada para tomar sola con hielo, una buena copa para culminar una opípara comida, no está mal, una forma diferente de tomar ginebra.


HAYMAN'S OLD TOM GIN
Pasamos a una ginebra indicada ya para combinados, nada que ver con las anteriores, el enebro es mucho más indentificable en ésta que en las anteriores, ligeros toques herbáceos, algo seca en boca, paso cálido, sus 40º se dejan notar. No me acaba de convencer, me gustan las ginebras mucho más secas, y estos toques herbáceos en nariz no me convencen.




GENEVIEVE GENEVE STYLE

Esta es la típica "Hollands Gin", estilo bastante diferente a lo que la mayoría estamos acostumbrados, muy herbácea, difícil encontrar el aroma del enebro, cálida, potente en boca, final amargo que me pone los pelos de punta, aquí ya subimos la graducación, 47'3º. Una ginebra que se sale de lo habitual, a mi no me ha gustado, pero quizá es porque mi paladar y sobretodo mi nariz no estan acosumbrados a éste tipo de Gin.


BULL DOG
De todas las presentadas, sin duda, se lleva el premio a la originalidad, una botella de bonito diseño. Como curiosidad decir que es la primera ginebra del mundo en introducir ingredientes nuevos para su elaboración, como la amapola por ejemplo y el Ojo de Dragon, fruta de origen chino de la familia del lichy. En nariz el enebro se deja notar, ligeros toques a regaliz, cítricos y fondos especiados. Seca en boca con final algo floral, de las que más me gustó, una típica London Dry Gin.




WILLIAMS CHASE
Hace relativamente poco tiempo que ésta ginebra ha salido al mercado, hecha con manzanas verdes y una vez terminada la destilan ¡más de 100 veces! Curiosos datos para una ginebra que se acerca a los 50º, pero que aúna una finura y elegancia que dejan atónito, de entrada potente, pero de suave trago final, floral, sin duda, la más seca de las siete con diferencia, en mi modesta opinión, la mejor de las ginebras secas presentadas.

PLYMOUTH
La única ginebra de las que hemos probado con D.O.C, por ello, sólo puede producirse dentro de Plymouth, Inglaterra. Utilizada para elaborar el archifamoso cóctail Dry Martini. Sus 57º son motivo suficientes como para notar su calidez a medida que va bajando, secante, potente, algo picante o almenos eso me pareció. El combinado con ésta ginebra tiene que estar bien hecho o de un trago rico y refrescante puedes pasar a un trago cálido y algo subido de grados.



Una vez terminamos de probar las ginebras cada uno de los participantes nos hicimos dos combinados con las ginebras que más nos habían gustado. En mi caso, uno de Williams Chase con Fever Tree y otro de Bull Dog con Fentimans.
Para terminar la contienda, Vicente nos deleito con algún coctail hecho, evidentemente, a base de ginebra, el que más me gustó fue el famoso Gimlet, ginebra con lima, rico, rico.


Llegada casi la media noche nos dirigimos al Uito, restaurante donde nos esperaba una cena por todo alto. Empezamos con unos entrantes a base de corquetas de queso, bombones de foie, filetes de anchoa, jamón y una rica ensalada con queso de cabra tibia. Seguido, un segundo a escoger, lubina al horno o entrecot a la plancha. Para regar la cena, un tinto de Navarra, Gran Feudo Crianza.
Terminado el postre y como diría un buen amigo mio, para bajar la cena, qué mejor que un buen gin tónic bien servido, refrescante manera de terminar la contienda.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada